CONCLUSIONES DEL IV CONGRESO DE GESTIÓN CLÍNICA

  • Se denota una falta relevante de debate de políticas públicas para las ineludibles soluciones intersectoriales en un escenario de crisis como el actual. El abuso del pasado en innovaciones superfluas se acompaña en la actualidad de una inflamación de contrabandistas de reformas
  • Peor que el déficit económico es el déficit institucional
  • Modular la oferta es la mejor forma para una utilización sensata de la prescripción
  • La austeridad es un primer paso ineludible pero lo relevante son los cambios estructurales
  • Cuando hay recursos sobrados no preguntamos, en cambio cuando los recursos son limitados siempre exigimos respuestas
  • El pensamiento sistémico que soporta que sólo existen problemas cuando buscamos soluciones no es la estrategia recomendable
  • La gestión de la utilización del medicamento es el elemento clave, por encima del proceso de compra, almacenamiento y distribución
  • La introducción de las tecnologías de material y técnicas quirúrgicas requieren planificación y posterior evaluación externa
  • El reto de la formación pre-graduada es disponer de una universidad atrevida, transparente y ejemplar en las actitudes y los valores requeridos para los profesionales actuales
  • La competencia por comparación no significa la competencia basada en el mercado

Estas diez recomendaciones pueden resumirse en dos:

  • La ausencia de transparencia se acompaña de corrupción y dificulta el crecimiento económico
  • La transparencia no disminuye el bienestar sino que permite que las sociedades sean más maduras


PRESENTACIÓN

La organización de los distintos Congresos de Gestión Clínica está motivada por el interés en mejorar las decisiones clínicas sobre la base de las nuevas facilidades que conlleva la sociedad de la información y sus implicaciones como la participación del paciente en la decisión clínica, lo que conlleva una creciente exigencia social en la rendición de los resultados. Uno de nuestros objetivos es la determinante voluntad de promover el espíritu crítico necesario para pensar constructivamente de forma diferente a lo establecido. Es el punto de partida obligado si queremos tomar decisiones distintas para los problemas conocidos. Sin embargo, la toma de decisiones en la práctica clínica no está siendo influida más de lo esperado y deseable, a pesar de los instrumentos y de los sistemas de información disponibles. Persisten determinadas prácticas clínicas inconsistentes dado que confían de forma reiterada en obtener resultados distintos con las mismas decisiones.

Después de una década prodigiosa entramos en una nueva década que será más exigente en el uso adecuado de los recursos, la transparencia y la efectividad. La gestión clínica en estos nuevos tiempos puede ayudar a todos aquellos que rechazan medidas de austeridad lineales y apuntan a una mayor rigurosidad en priorizar a favor de aquellas medidas de coste - efectividad. En este sentido, en este congreso se discutirán diversas acciones clínicas y determinados contenidos teóricos, en el convencimiento de que la eficiencia es más que conocimiento, es una actitud.

Entendemos que, a pesar de la persistencia de la crisis, y la excesiva interinidad en la toma de decisiones para obtener una respuesta adecuada, es necesario transmitir un mensaje de confianza responsable y creíble. Una solución relevante para afrontar esta situación en nuestro sistema sanitario, es disponer de una gestión clínica contemporánea, rigurosa y honesta. Pilotar y mostrar estos mimbres es lo que nos estimula a los promotores de este IV Congreso.

 Ver díptico

Anotar en la agenda (ICalendar File .ICS)

Patrocinan: